Viognier

Viognier

Podría decirse que el Viognier es una pequeña rareza, descubierta hace poco y con un enorme potencial. Hay quienes sostienen que es la nueva cepa que enfrenta el eterno reinado del Chardonnay. 

El origen de esta variedad es un misterio que resulta tan difícil de desentrañar como complejo e interesante es describir el vino que produce. Respecto a las hipótesis sobre su llegada a Francia, se baraja que los griegos la pudieran traer al Valle del Ródano junto con la Syrah. 
Pero la versión más legendaria, y probablemente también más romántica, atribuye el logro al emperador Probus. Sería él quien en el año 281 habría importado la cepa desde Dalmacia a la región de Condrieu (Francia).

Vista: Su color típico es un inconfundible amarillo dorado.

Nariz: Sus aromas evocan a flores como la magnolia y la madreselva y aparecen con gran intensidad y calidad recuerdos de aromas frutales como de melocotón, damasco y melón. Los más concentrados brindan abundantes aromas de miel, similares a los del Torrontés pero más sutiles.

Boca: En la boca es complejo y untuoso, gracias a su riqueza en glicerinas. Resulta muy bueno para beberlo joven, pero aunque no es una variedad de gran longevidad- también es interesante cuando goza de los favores de una breve crianza en barrica de roble.

Click ver todas Ceptasregresar